JESUCRISTO TE PREGUNTA: ¿QUIERES SER MI ESPOSA?

0:30

LAS BODAS DEL CORDERO 
CON LA IGLESIA
¿Solteras o casadas y esposas de Jesucristo?

Lo que el Apocalipsis anuncia para el fin de los tiempos es el triunfo definitivo del amor esponsal entre el Verbo Dios hecho Hombre, Jesucristo, con la Humanidad que creyó en Él y lo amó, la Iglesia.
Pero esas bodas se van realizando en el tiempo, generación tras generación, con todas y cada una de las almas creyentes.
De manera particular con las mujeres creyentes, pues ellas han sido creadas con el designio de formar la Iglesia como todas las partículas forman la Hostia consagrada, pero en cada partícula está Jesucristo entero.

Así toda mujer creyente está llamada a la fe y a ser discípula como esposa del Cordero. Porque en cada una está la Iglesia entera en forma de individuo. Y en cada una se concreta la Iglesia en una versión irrepetible e inefable de Esposa del Cordero.

Para este vínculo esponsal de la bautizada con el Verbo Eterno no es impedimento ningún estado civil o religioso, soltera, casada, viuda, consagrada... Todas están llamadas a configurar su vida de fe con la respuesta esponsal de la Iglesia a Jesucristo su divino Esposo.

A raíz de la siguiente consulta, respondo a una mujer atribulada por la incertidumbre y no encontrar varón que la lleve al altar como esposa.
En ella le señalo a todas el camino de la espiritualidad esponsal con el Verbo Encarnado, Jesucristo.

LA CONSULTA Estimado Padre: Le escribo porque necesito de su luz y su palabra sobre una situación en particular. Una situación que me quita mucha paz y me pone muy ansiosa, al punto de no soportarme a mí misma. Tengo 32 años, soy soltera y a medida que pasan los años crece mi convicción de que mi vocación es al matrimonio. No es que haya tenido esa convicción a flor de piel ni haya vivido obsesionada con ella. De hecho sólo un chico me tuvo muchos años ocupada mentalmente y cautivó mi imaginario. Cuando se convirtió en un imposible me quedé por un buen tiempo sin que nadie me interesara. Aunque quería que alguien apareciera no veía a ninguno entre los varones de mi entorno.

  • Compartir:

You Might Also Like

34 comentarios

  1. A tu edad no estas para tonterias de adolescente, es mejor que le digas algo claro y pronto a ese hombre... Necesitas desahogarte escribiendo todos tus sentimientos y todos tus pensamientos...escribe y escribe... Despues puedes verte reflejada en todo lo que escribes y hacer mejor oracion con eso que lees de ti misma y despues ¡dale la carta si quieres!
    Suponiendo que estes paralizada por el miedo haz lo mismo que hacen siempre las mujeres: busca alguna persona de intermediaria que tenga amistad con ese varon y trata de averiguar algo con eso.

    ResponderEliminar
  2. Padre es cierto, todo lo que dice, el año antes de conocer a mi esposo puse en practica todo lo que usted le aconseja a esa chica, que no es nada fácil, para poder alcanzar todo lo que usted dice tuve que empezar a ir todos los días a misa, al principio sin ganas y sin fe, de parar todos los días 10 minutos a charlar con El poniendole todas mis dudas, miedos, preocupaciones en sus manos, pero así me presentaba ante Dios, sólo le decía acá estoy soy esto haz de mi lo que quieras y así gracias al El porque no fue otra cosa que por eso, logré dejarme en sus manos ese año fue el más feliz de mi vida, con millones de preucupaciones pero lleno de paz. Y en ese momento nos encontramos con mi actual esposo, del cual no puedo dejar de darle gracias a Dios. Y ahora ya llevo 7 años casada, pero me gustaria poder volver a tener esa relación con Cristo y confiaza que he perdido. Uno se olvida rápido de todo esto, así que le agradezco Padre por sus consejos y todo lo que escribe.

    ResponderEliminar
  3. Estimada María:
    Agradezco muchísimo tu invalorable testimonio. Y te animo a no dejar de cultivar ese trato confiado de esposa con Jesucristo. Serás mejor ministro del sacramento del matrimonio para tu esposo,
    Es muy bueno que des gloria pública a la obra de Dios con este testimonio. Hay que glorificarlo publicando sus obras.
    muchas bendiciones,
    Padre Horacio

    ResponderEliminar
  4. Qué hermosa la respuesta Padre. ¡Todas llamadas a ser Esposa de Jesús!

    ResponderEliminar
  5. Vivan Jesús y María:
    Muuuchaas gracias por el comentario,espero que corras por ese camino.
    Me di una vuelta por tu Blog. Muy lindo. Creo que hará mucho bien. Pero si me aceptas un consejo, saca esa tabla con los signos del horóscopo. Quizás no sabes que es una superstición. Y la superstición es un pecado contra la fe y la virtud de la religión.
    Bendiciones en el año de la fe
    Espero más comentarios tuyos...
    Padre Horacio

    ResponderEliminar
  6. Vivan Jesús y María:
    Muuuchaas gracias por el comentario,espero que corras por ese camino.
    Me di una vuelta por tu Blog. Muy lindo. Creo que hará mucho bien. Pero si me aceptas un consejo, saca esa tabla con los signos del horóscopo. Quizás no sabes que es una superstición. Y la superstición es un pecado contra la fe y la virtud de la religión.
    Bendiciones en el año de la fe
    Espero más comentarios tuyos...
    Padre Horacio

    ResponderEliminar
  7. Hola padre, pregunta mi esposo si la mujer es esposa de Cristo, ¿cuál sería la relación del varón con Cristo, qué papel cumple él? Bueno gracias padre, saludos.

    ResponderEliminar
  8. Debe ser ministro del amor de Cristo, debe ser como Cristo para ella.
    Lo explico en el libro ¿Qué le pasó a nuestro amor? Caps. 9 y 10 que están visibles en Catholic.net
    Lean Efesios 5 donde Pablo lo explica
    PHoracio

    ResponderEliminar
  9. Querida Hermana Maria en Cristo: Sencillamente a traves de la Encarnacion de Cristo se nos muestra el misterio del Matrimonio segun Efesios-5 donde Cristo es el Esposo y la Iglesia es la Esposa. Respondiendo a tu pregunta segun este misterio para toda mujer Cristo puede ser su Esposo mientras que para todo varon la Iglesia puede ser su Esposa (imposible al reves: para una mujer la Iglesia no puede ser su Esposa sino su Madre mientras que para el varon Cristo no puede ser su Esposo sino su Dios y Señor)
    Las mujeres estais llamadas a dar testimonio luminoso de como la Iglesia ama a su Esposo Cristo, mientras que los varones estamos llamado a dar el testimonio de como Cristo ama a la Iglesia su Esposa entregando su vida.

    ResponderEliminar
  10. Querida NN: no te desesperes, yo conocí a mi esposo con 34, nos casamos al año siguiente, ya tenemos dos niños y seguimos abiertos a la vida.
    Como nos cuenta María, también puse en práctica los consejos del P. Horacio y el Padre Celestial me regaló un esposo muy religioso. Una amiga, también visitante de este blog, me aconsejó que si un chico nos gusta, hay que hacérselo saber discretamente, ejemplo con una sonrisa. Eso basta.
    Un abrazo en Jesús y María
    Ma. del Luján

    ResponderEliminar
  11. Querida Luján
    Muchas gracias por el comentario contribuye a dar al Señor la gloria que se merece por guiar la vida de los que acuden con confianza a Él.
    P. Horacio

    ResponderEliminar
  12. Hola Padre, gracias por visitar mi blog. He leído en su respuesta que en mi página hay una tabla con horóscopo, me podría decir en qué parte o entrada la vió, es que yo no sé dónde está, ni la he puesto yo porque sé que la superstición va en contra de la fe. Le agradecería su respuesta. Adiós.

    ResponderEliminar
  13. Vivan Jesús y María:
    Lo que encontré clickeando fue una tabla de los signos según las fechas de nacimiento. A eso le llamé signos de horóscopo. Si era un link a otra página o un error de clickeo, no lo sé. Eso es posible. Si tú dices que no pusiste nada semejante, no estará en tu blog. Y como veo que sabes bien lo que es, me quedo tranquilo.
    Bendiciones
    PHB

    ResponderEliminar
  14. Pues lo que dice el Padre es verdad, todas somos esposas de Cristo y como pienso que os puede hacer bien, voy a contar algo que nunca he contado a nadie a excepción de mi confesor.
    Desde mi conversion cuando tenia 25 años, mi relación con Cristo ha sido siempre esponsal, años después tuve una visión de Jesucristo. Yo estaba en mi casa orando de rodillas y de pronto vi al Señor delante de mi, estaba todo hermoso, con tunica blanca y entonces el me miró, cogió mi mano derecha y me dijo: con este anillo Yo te desposo, miré mi mano y vi un aro de luz blanca, aún me tiemblan las piernas, al recordar aquella gracia que el Señor quiso concederme por su Divina Misericordia, no porque yo lo mereciera, sino porque Él lo quiso, a lo mejor para que diera ese testimonio hoy. En este tema del Padre Horacio, de que todas somos sus esposas, incluso las casadas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Maravillosa la fotografía.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Buen día Padre Horacio!
    Desde hace días quería compartir con Usted que ha sido una alegría enorme encontrarme con sus palabras a través de éste blog.
    Pero antes que nada me presento: soy Nora, tengo 30 años, soy soltera y le escribo desde México.
    ¿Cómo llegué a éste blog? Pequeñas coincidencias de las que se vale el Señor para hablarnos.
    Entré como de casualidad al blog del buen amor para encontrarme con el post “Esposa de Cristo” y “Jesucristo te pregunta: ¿quieres ser mi esposa?”
    A través de eso el Señor me confirmó de una vez y para siempre su deseo de desposarme.
    Fue tal la consolación que me dio en el entendimiento que aún no puedo expresar la alegría que tengo en el corazón.
    Le platico brevemente: hace casi ya dos años (agosto del 2011) que en un retiro tuve mi encuentro personal con Jesús, y ya desde aquél momento el Señor me hablaba de su amor esponsal, aquella ocasión me dijo: “Yo te desposaré conmigo para siempre, te desposaré en justicia y en derecho, en amor y compasión.” Oseas 2,21.
    Claro que en aquel momento no supe comprender eso que el Señor me decía, era todo tan nuevo para mí, y aquellas palabras honestamente eran tan desconcertantes… ¿cómo que Dios me decía que quería desposarse conmigo?
    Con mucha tristeza debo confesarle que hice de lado esas palabras, aunque muy en el fondo seguían ahí, enterradas en mi corazón esperando a que en fe las hiciera mías…
    Pero el Señor que es tan lindo y no se rinde con ninguna alma siguió insistiendo: en mayo del 2012 hice la Convivencia con Pablo (que por cierto, me alegra mucho enterarme de que Usted es asesor servidor de la Convivencia) y en aquella ocasión me habló a través de Isaías 62, 1-5.
    Por supuesto fue una sorpresa para mí encontrarme nuevamente con esas palabras de amor esponsal…
    Cierto es que me movieron y mucho, desde entonces me venía preguntando qué es lo que el Señor quería de mí, ¿sería que me quería como religiosa o laica consagrada?
    Y es que yo pensaba que sólo las consagradas eran las esposas de Cristo…
    pero por otra parte, yo no me veo como religiosa, y a la vez dudo si deseo casarme y formar una familia…
    ¿o sería acaso que yo me estaba haciendo historias en mi cabeza?
    Y así como esas, más preguntas me surgían en la mente. Como podrá notar, este asunto me había tenido totalmente confundida, ¡hasta que por fin llegué a leerlo en el blog!
    Qué hermoso es saber que es verdad que Jesús me quiere por esposa, que no son imaginaciones de mi cabecita loca, como muchas veces llegué a pensar, que es totalmente cierto y que no importa si soy soltera, casada o consagrada.
    ¡Qué claro nos habla el Señor y qué sordos somos algunos para entenderlo!
    Lamento mucho haber hecho esperar a mi Jesús casi dos años para darle mi SÍ, cosa que hice hace unos días, el 16 de Julio, fiesta de nuestra Señora del Carmen.
    Y desde ese día todo está cambiando, veo la vida distinta de como la veía antes, como que todo es nuevo, como que el mundo cambió…
    El asunto de la vocación( estado de vida) ya no me preocupa, me dispongo a vivir esta relación esponsal con Jesús y ya después Él dirá si me quiere casada, soltera o consagrada, toda mi vida está en sus manos.
    Padre, le pido por favor que ore por mí para que no sea nunca más sorda a la voz de mi Jesús ni me resista a su amor.
    Y aunque veo que me falta mucho camino que recorrer confío en que el Señor irá completando en mí su obra.
    Le agradezco de todo corazón su docilidad a las inspiraciones de la Ruaj Santa, que lo ha hecho ser entre nosotras el amigo del Esposo. ¡Dios lo guarde!
    Nora

    ResponderEliminar
  17. Padre le agradezco su respuesta, me confirma muchas cosas. Siento que Dios me quiere como esposa y me preguntaba si esto era posible ya que soy casada. Anteriormente he leído que sí es posible pero volvía a dudar.
    Ciertamente Dios pide abandono, confianza, dejarse guiar, un sí constante, una voluntad dócil, servirlo en cualquier circunstancia con paz y alegría y mucha vida intima, un continuo dialogo. Por lo menos esto es lo que me pide a mí.
    Gracias Padre y gracias por su sí. Dios lo bendiga abundantemente y la Virgen María lo cubra con su manto.

    ResponderEliminar
  18. Hola padre, lo conozco de EWTN y, cuando lo encontré en G+ me asombré de su primer enlace compartido, sobre el beso.

    Más me asombro aun al leer este post y los comentarios/testimonios que ponen pues me parecía algo hasta "raro" lo que me pasaba a mí, de hecho, así me lo hicieron sentir algunos de los pocos sacerdotes a quienes se lo dije, por eso lo callé desde entonces y no sé si quiero que esto se publique, tal vez por "pudor", pero si le llegará a servir a alguien, si lo cree conveniente, está bien, sino, mejor así.

    Yo también, siendo casada (esto lo mencionaré también al final, puede ayudar a alguien), fui llamada por el Espíritu Santo a consagrarme en voto privado a Dios como Alma Víctima al Amor Misericordioso: Esposa del mismísimo Jesús, hace mucho pero, luego de muchas "pruebas" del bendito sacerdote que Dios puso en mi camino, recién lo hice en octubre del 2010.

    Lo de mi matrimonio: ójala hubiese tenido quien me diga estas cosas hace más de 26 años en que me "mal casé" en circunstancias que Dios sabe y comprende porque permitió para fines que Él conoce; a pesar de todo, sigo, tratando de ser fiel, porque Dios lo es. Una larga historia que me gustaría compartir con Ud. en busca de consejo, pero que no sé por qué medio.

    Mchas gracias por todo lo que hace/graba/escribe/etc., Dios lo bendice por ello.

    ResponderEliminar
  19. Muy estimada comentarista anónima:
    Le agradezco su comentario y lo agradecerán muchos. Por eso lo publco ya que siendo anónimo no queda violen tado su pudor. Por otra parte, cuando uno publica una gracia, lo hace para la gloria de Dios y no debe temer la vanidad.
    Usted puede comunicarse conmigo por G+, por skype horacio.bojorge1 o por gmail, mail o video-chat
    PHBojorge

    ResponderEliminar
  20. Muy estimada comentarista anónima:
    Perdone que omití darle mi e-mail
    bojorgeh (arroba) gmail.com
    Cordialmente
    Padre Horacio

    ResponderEliminar
  21. Preciosas y valiosas sus palabras.
    He visto cerca muchos matrimonios que han terminado en divorcio. Varios de los cuales se veía venir desde sus noviazgos. Curioso fue que en la boda cristiana de una pareja amiga que se convirtieron al cristianismo su ministro dijo algo que me dejo pensando. Les dijo llamen a Cristo a su matrimonio a cada momento y no solo en su boda si quieren tener un hogar lleno de paz, amor y bienestar. Y después pensé, hay que tener a Dios como compañero de vida para que nos acompañe durante el noviazgo y durante el matrimonio con la persona que el escoja para nosotros. Y estar esposada con Jesús es la causa primera para ello.

    ResponderEliminar
  22. Cómo me hago esposa de Jesús? ?

    ResponderEliminar
  23. Imposible explicarlo aquí. Si desea saber más comuníquese conmigo por el correo
    O continúe buscando en el Blog del Buen Amor otras entradas y testimonios sobre el tema.
    Pero desde ya le adelanto que si Usted está bautizada ya lo es. Se trata de que asuma su condición en fe, deseo y caridad. Cordialmente

    ResponderEliminar
  24. Hola, llegué aquí hoy como Muchas mujeres preocupada por no haber encontrado marido, ya tengo 42 y la frustración Se está apoderando de mi. Le confieso que esa voz de Jesucristo que me pide que me case con él la he escuchado! Pero no he aceptado Porque pensaba que me quería pedir que fuera monja, pero gracias por sus palabras Ya me aclaró ese punto, hoy le acepto la propuesta, gracias.

    ResponderEliminar
  25. Hola padre yo tengo mi esposo nomas estoy casada al civil tengo 17 anos de casada.tambien me sirve la oracion para mi y mi esposo

    ResponderEliminar
  26. Estimada María Martínez:
    Lo siento por usted querida hija, pero este camino sólo es aplicable para la mujer que vive unida a su esposo por un vínculo sacramental.

    Su situación (si he entendido bien) es de unión puramente civil y no es religiosa (Usted no está casada por la Iglesia). Esa situación no es grata al Padre celestial porque no es comportamiento de hija.

    Y por lo tanto tampoco puede ser agradable al Hijo de Dios hecho hombre, porque no es comportamiento de hermana. Y si Usted no es buena hermana, tampoco pueda amarla el Hijo, Jesucristo, como buena esposa. Porque según el Cantar de los Cantares sólo una hija de Dios puede ser Esposa del Hijo de Dios: "hermana mía, esposa mía" dice el esposo en el Cantar.

    La situación en que Usted vive es irregular para una mujer bautizada (puesto que presumo que Usted está bautizada). Es una situación incompatible con la obediencia debida al Padre y al Hijo. Obediencia al Padre como hija y al Hijo como esposa, respectivamente.

    Aunque Usted no se haya dado cuenta, Usted no está viviendo de acuerdo a la voluntad divina. Está viviendo en desobediencia. Ha elegido los caminos de su vida según su propia voluntad o la voluntad de los hombres. No según la voluntad de Dios tal como enseña la Sagrada Escritura y la Iglesia católica.

    Aunque Usted, si está bautizada, sea hija Dios, es una hija que no está viviendo ni como hija del Padre ni como esposa del Hijo. ¿cómo podría pretender ser esposa de Cristo si no vive como tal? ¡Sería engañarse o sería pensar que Dios se engaña! Para Él el Sí no puede ser No ni el No puede ser Sí.

    Pretenderlo sería una ficción, sería vivir en una mentira, sería una hipocresía, un engañarse a sí misma, sería una ficción, un teatro falso. Nada de eso puede complacer a Dios que es ¡Verdad!. Sería como si la esposa pretendiese que la amara un esposo al que está engañando con otro.

    Créame que no se lo digo con ira sino con un gran dolor. Y con una gran compasión por la ignorancia en que Usted está viviendo. Sólo así puede hacer una pregunta como la que me ha hecho. Sólo puede hacerla alguien que está muy ciega, que es muy ignorante, que no conoce personalmente a Jesucristo ni al Padre. Pido por Usted para que Ellos en su misericordia, le permitan enderezar sus caminos y volverse a Ellos.
    PHBojorge

    ResponderEliminar
  27. Padre, a qué email podría dirigir inquietudes que requieran, según su buen parecer, una respuesta más extensa?

    ResponderEliminar
  28. Estimada Andrea Julieth García:
    No envío mi mail por este medio. Ud. puede enviarme el suyo y yo no publicaré su comentario y se lo enviaré privadamente
    Horacio Bojorge

    ResponderEliminar
  29. Querido Padre Horacio,
    Me ha gustado mucho su escrito,tengo una pregunta ¿entonces para Jesús es lo mismo una mujer que tiene esposo, que una mujer que se ha entregado a el en castidad perfecta, obediencia y pobreza? Yo sinceramente no lo comprendo, ya que la entrega de una mujer consagrada es mayor y ella si vive con Jesús como divino esposo, en cambio una mujer casada se entrega a Jesús a traves de su esposo terrenal, no ya directamente. Ademas las relaciones conyugales no existiran en el Reino de los cielos. Si puede aclarar este tema por favor.
    Bendiciones de María y Jesús
    Mariam

    ResponderEliminar
  30. Muy estimada Nimue: Gracias por su comentario y su pregunta. Jesucristo, el Cordero degollado es el esposo de la Iglesia ¿De acuerdo? Lo puede ver en el Apocalipsis y en toda la Sagrada Escritura.
    Pero esos desposorios o matrimonio no son carnales, ni se viven carnalmente.

    Ahora bien, lo que se dice de la Iglesia se dice de cada alma, empezando por María Santisima, y siguiendo por cada alma sea de hombre o mujer, y de mujer casada o soltera, viuda o consagrada.

    Pero en el alma de la mujer, la Iglesia está de manera particular porque el alma de la mujer es esponsal y se identifica mejor con la Iglesia ante Jesucristo.

    Así como Jesucristo está entero en la hostia consagrada, pero también está entero en cada partecita de la hostia consagrada, de manera parecida, La Iglesia es una sola y celebrará sus bodas eternas al final de los tiempos. Pero durante la historia se va realizando esa boda en la santa misa con cada alma que vive según su bautismo como hija de Dios y esposa de Jesús. Y no hay diferencia entre una madre y una mujer virgen desde el punto de vista de la vocación esponsal.

    Lea la vida de la venerable mexicana Concepción Cabrera de Armida, casada, madre de ocho hijos, luego viuda y fundadora de la congregación de las hermanas de la Cruz y de los sacerdotes del Espíritu Santo, y que vivio simultáneamente una mística esponsal con Jesucristo.

    Si quiere más información y me envia por esta vía su correo electrónico (que yo no publicaré) puedo enviarle por correo electrónico los archivos de un próximo libro donde explico este misterio maravilloso de nuestra fe católica, del que hablaron muchísimos santos y doctores.

    ResponderEliminar
  31. Muy buenos días Padre Horacio.
    ¿Quién como Dios?
    Agradezco esta valiosa información sobre ser esposa mística de Jesús. Pero podría obtener más información de su parte sobre este maravilloso misterio de amor. Como podria contactarme con el Padre? Muchas gracias, Dios lo bendiga.

    ResponderEliminar
  32. Muy buenas tardes Padre Horacio.
    ¿Quien como Dios?
    Un saludo muy cordial.Quisiera saber si es posible tener más información sobre este tema "esposa mistica de Jesús ". Como puedo contactarme con el Padre por mail? Espero q al enviar mi comentario aparezca mi correo. Que Dios te guarde y la Virgen te proteja. Gracias por esta explicación.

    ResponderEliminar
  33. Mi correo electrónico es bojorgeh (arroba) gmail.com
    En breve aparecerá en Argentina, en editorial Lumen, Buenos Aires, el primer tomo del libro sobre el tema de esta entrada. Se titula "Me quiero casar" Tomo I "La experiencia del encuentro".
    El libro ha aparecido ya en primera edición reducida de 100 ejemplares, en Colombia, .
    Puede pedirse a Ana Beatriz Becerra +57 319 231 8544
    Si Ud. no tiene acceso a librería me lo puede pedir por email
    PHB

    ResponderEliminar

,