LA SERPIENTE Y LA TENTACIÓN A LA MUJER
COMO VIOLACIÓN DEL ALMA.

12:28


El demonio es violador del alma, especialmente del alma de la mujer de la cual es enemigo desde el principio. 

Porque ella era el Amor en forma de creatura antes del pecado. 

Y principalmente el Amor a Dios para comunicarlo a toda su descendencia. 
Y porque ella vivía en la dependencia amorosa del Verbo eterno, 
que le mostraba el Bien divino para amarlo.
La Lengua trífida de la serpiente simboliza 
las tres pasiones relativas al mal  que inspira su lengua, 
es decir sus palabras portadoras de su veneno:
Miedo, Tristeza e Ira

¿Sabes que el demonio es un violador del alma, de toda alma, pero sobre todo del alma de la mujer?  Sobre  todo del alma de la mujer porque ella, a menudo, sobre todo cuando es buena, es más ingenua y fácil de engañar. Y no te digo nada cuando está en pecado y a merced del malo.

Violador, quiere decir que se apodera de ella al margen o en contra de su voluntad.
La domina y como que la posee mediante la mentira, mostrándole el mal como bien o el bien como mal. Pero sobre todo desesperándola de poder lograr el bien y procurando  que salga a comprarlo o a apoderarse del bien por sí misma.
El demonio, dice la Escritura, es enemigo de la mujer y la ataca principalmente con miedos, tristezas, iras. Yo le llamo a esas tres pasiones del alma frente al mal: “el tridente de Satanás”. Obviamente se trata de miedos, tristezas e iras  inmotivadas, suscitadas en el alma humana mediante pensamientos engañosos. Miedos de futuro, tristezas sin motivo, iras desproporcionadas, celos sin fundamento real, etc. etc.

El fruto del árbol de la Vida, que era el árbol de la Vida de Dios,  era el Árbol de la sabiduría y del amor divino, porque Dios es Sabiduría (El Verbo, Jesucristo, del cual es imagen y ministro principakmente el varón) y Dios es Amor (Es Espíritu Santo del cual es imagen y servidora principalmente la mujer). Por eso estaba prohibido tomar por sí mismo el fruto. Porque la creatura debía respetar la libertad del Dios Creador. Nadie puede apoderarse del Amor si no le es dado. Eso sería violencia, violación de Dios.

Ahora bien, Satanás engaña a la mujer diciéndole la verdad pero sugiriéndole una mentira.

  • Compartir:

You Might Also Like

7 comentarios

  1. Excelente su aleccionadora reflexión Padre Horacio, nunca había escuchado hablar de esto y ayuda mucho saber para no dejarse uno llevar por esos malos sentimientos.
    Dios le bendiga siempre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Querida Aylin
    por eso es tan importante que la mujer viva su ser hija del Padre y su ser Esposa del Espíritu Santo y venga del Uno y del Otro, como el Espíritu Santo procede del Padre por el Hijo.
    Confiando y abandonándose a la guía de Jesucristo como Esposo tratando continuamente de amistad con Él como amigo y Esposo que ella sabe que la ama. Y brindar hospitalidad en su corazón al Esposo para que habite en su casa y la guarde de la infectación que sobreviene después que se limpia la casa si El Fuerte no la guarda...
    Padre Horacio

    ResponderEliminar
  3. Querida Aylin:
    En el anterior me equivoqué y quise decir:
    "su ser hija del Padre y su ser Esposa de Jsucristo y venga del Uno y del Otro, como el Espíritu Santo"
    P. Horacio

    ResponderEliminar
  4. Padre, que bien me vino su reflexión, mi alma muchas veces está invadida de miedos, tristezas, desánimos, y es cierto este año poco tiempo le he dedicado a la oración , poco me he acercado a Dios para contarle, dejarle en sus manos mis miedos, mis inquietudes, mi vida, y justamente por eso me he visto este año invadida de todos esos males, espero poder salir bien y ser una buena esposa. Gracias padre

    ResponderEliminar
  5. La capacidad femenina de ser fecundada es aprovechada por la serpiente para entrar en ella en contra de la justicia y el derecho. Precisamente Dios a traves del varon es quien tiene derecho a fecundarla. Resulta que el varon representa la verdad que fecunda el amor de mujer. Tengamos cuidado porque la verdad sin amor se transforma en violencia mientras que el amor sin verdad se transforma en pasion que corrompe. Necesariamente la verdad fecunda el amor mientras que el amor envuelve y acoge la verdad.

    ResponderEliminar
  6. Los sentimientos originales son la alegria, la tristeza, el miedo, la indignacion (ira u odio) y la vergüenza... y son precisamente los que determinan quien es el Hombre (varon y mujer) ante Dios, es decir: expresan cual es la postura de unos y otros ante Cristo y ante la Cruz como fruto de su gracia ante Dios o como fruto de sus pecados personales

    ResponderEliminar
  7. Para cualquier mujer que esté ahora leyendo en el blog del padre Bojorge: es importantísimo que leais estas reflexiones del padre, pueden suponer un antes (tristeza y oscuridad) y un después ALEGRIA Y LUZ, en vuestra vida.
    Sofía

    ResponderEliminar

,