LA ACEDIA COMO CEGUERA PARA EL BIEN
SABINA LA CRITICONA

0:00

Hola padre,
 tengo una amiga que cada vez que le hablo de un grupo o persona, sobre todo grupos o personas de la Iglesia, siempre me saca a relucir las miserias de las personas o grupos que le menciono.
 Yo ya sé que el Diablo está por todas partes dentro y fuera de la Iglesia, pero quizás lo más peligroso, porque me resulta contagioso y me deja sin palabras, es que mi amiga Sabina casi siempre tiene razón.
 Resulta que no sé si debo escucharla con la excusa de aprender y evitar que se me pegue lo que no funciona en el prójimo o si debo corregirla.
Quizás, lo que ella está habituada a hacer, sea una forma de difamación con la verdad de por medio donde se demuestra que parecemos santos pero no lo somos.
¿Qué hago?
 Espero respuesta, gracias y un abrazo.
Juan 

Querido Juan: 
El demonio tiene enemistad con la mujer como pena por el pecado original.
Dios le dijo a la Serpiente: "Yo pondré enemistad entre ti y la mujer entre tu descendencia y la suya".

  • Compartir:

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Yo Tambien tengo una amiga a la que le pasa lo mismo; salga el tema que salga siempre cuenta las miserias que encuentra debajo de todo eso.
    Realmente eso significa que hay algo dentro de su corazon que no funciona y por eso el mal que ha conocido la hace daño y la corrompe por dentro.
    Necesariamente hay que cambiar de actitud y preferir renunciar a ese conocimiento malvado y cambiarlo por mayor conocimiento de cosas buenas que animen el alma a dar gracias a Dios y a estar en paz.
    Es lo que dice el Señor en la escritura: "ante tus ojos pongo el bien y el mal, te daran lo que tu escojas" de tal modo que hay que elegir entre el bien que me hace crecer y madurar y ser feliz, o elegir seguir criticando y poniendo inconvenientes a todo.
    Tu amiga necesita encontrar un amigo o hermano o esposo que la ayude a liberar su alma del mal.
    Tambien es posible que necesite algun psicologo y un sacerdote.

    ResponderEliminar
  2. Tiene que ejercitarse en la misericordia, que lea el libro de Santa Faustina Kowalska, por ejemplo. Ejercitarse en la misericordia es algo de todos los días.

    ResponderEliminar
  3. También puede ayudar la visita al Sagrario y la adoración Eucarística.

    ResponderEliminar

,